• Información y consejos
  • Abogados y expertos
  • Comunidad
    •    Índice   
    Teléfono:
    +49 (0)211 / 994395 - 0
    Home Información y consejos Mediación familiar

    Mediación familiar

    La mediación según la Ley del Divorcio de 2005 se establece como un recurso voluntario complementario de solución extrajudicial de los litigios familiares por vía del mutuo acuerdo, en el cual, a través de la intervención de un mediador imparcial y neutral, se busca llegar a un acuerdo en la pareja en lo relativo a la separación de bienes, custodia de los hijos, régimen de visitas y, en fin, en todos los puntos más importantes de una separación o divorcio. Se establece así mismo que los cónyuges de mutuo acuerdo puede solicitar la suspensión del proceso de separación judicial o divorcio, de acuerdo al artículo 19.4 de la Ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil, para someterse a mediación. La autoridad judicial busca así, entre otros, promover el acercamiento entre las partes, mitigar los aspectos traumáticos del litigio, fomentar el cumplimiento de los acuerdos o medidas adoptadas, rebajar los costes del proceso de divorcio tanto para la administración pública como para las partes, y promover acuerdos que favorezcan a los menores involucrados en el litigio. Paralelamente a la legislación estatal sobre mediación en la Ley del Divorcio, existen así mismo en varias Comunidades Autónomas leyes propias de mediación que regulan específicamente las condiciones bajo las cuales ésta ha de llevarse cabo.

    En general, el mediador es un profesional experto en actuaciones psico-socio-familiares, es decir, usualmente abogados, psicólogos, trabajadores y educadores sociales o graduados sociales acreditados y registrados en las instituciones fijadas por la ley específica. Los principios de la mediación familiar se basan normalmente en la voluntariedad de las partes para someterse a o desistir de la mediación, en la confidencialidad con respecto a las informaciones evaluadas, en la imparcialidad y neutralidad del mediador actuante, en la buena fe de las partes, en la participación personal del mediador y las partes, y en la protección de los menores y personas dependientes.

    Aunque la mediación familiar puede ser muy favorable sobre todo en los procesos de separación judicial y de divorcio, también es posible acudir al mediador para otros conflictos familiares relacionados con la propiedad, la adopción, etc. Por lo general se prevee un plazo de tres meses para que la pareja llegue a los acuerdos que, si los hubiere, serán incluidos en el acta final redactada por el mediador. Sin embargo, la ratificación de estos acuerdos dentro del proceso judicial son competencia de la autoridad judicial o, en todo caso, de acuerdo a los procedimientos de la legislación pertinente en la respectiva comunidad autónoma. Se contempla también en algunas legislaciones autonómicas que la mediación puede ser incluida en la asistencia jurídica gratuita siempre y cuando se cumplen los requistos para acceder a ella. Hay que tener en cuenta que la mediación no es una terapia de familia, sino que más bien busca que a través de una persona neutral sean las partes mismas las que lleguen al acuerdo. El mediador en este sentido no impone a las partes los acuerdos ni tampoco busca determinar quién es el “culpable” y quién la “víctima”. Al contario, se trata de que las partes escuchen los intereses de la otra y que ambas de conformidad escojan la opción que mejor defiende tanto los intereses propios como los ajenos.

    Tipos de mediación

    Existen según Folberg et al. (2004) varios tipos de mediación que difieren tanto en su metodología y como en sus objetivos, pero que pueden combinarse y crear modelos híbridos. Dos modelos principales de mediación son la facilitativa y la evaluativa. La mediación facilitativa fue la primera forma de mediación familiar y de divorcio. Como su nombre lo indica, este modelo de mediación facilita en un proceso de diálogo el que las partes tomen resposabilidad de las decisiones que afectarán sus vidas. En este modelo el mediador intenta abstenerse de dar recomendaciones a las partes ni tampoco predice los efectos de los acuerdos en los tribunales, pues son los partes las que deben hacerse responsables de los acuerdos finales y de sus efectos judiciales. La mediación evaluativa se centra más en la negociación de acuerdos y exige del mediador un conocimiento profundo de la legislación, de los aspectos económicos, etc. El mediador busca en este caso evaluar la posición de cada parte y busca exponer lo que pasaría hipotéticamente si se adoptan tales o cuales acuerdos. Dado que en ambos tipos de mediación se requiere de la voluntad de las partes para dialogar y llegar personalmente a un acuerdo, no se recomienda la mediación en casos de violencia familiar, dado que existe una situación extrema de amenaza, control y poder entre la pareja, que puede llevar a que la parte amenazada o maltratada a consentir a todas las peticiones de la parte agresora (cf. Folberg et al. 2004).

    Referencias

    Folberg, J., Milne, A., Salem, P.: Family mediation. NY, 2004.

     
    PUBLICIDAD
    ANUNCIOS
    PUBLICITARIOS



    AQUÍ PUEDE APARECER SU EMPRESA .



    AQUÍ PUEDE APARECER SU EMPRESA



    AQUÍ PUEDE APARECER SU EMPRESA

    Cómo contratar un espacio en divorcio24.es
    Información y consejos

    Matrimonio
    Separación de bienes
    Abuelos
    Divorcio internacional
    El divorcio con hijos
    Parejas de hecho
    Parejas homosexuales
    Mediación
    Nueva vida
    Psicología
    Información jurídica
    Pensión de alimentos

    Actualidades

    Servicios


    Descargas
    Inmuebles
    Guarderías
    Seguro de divorcio
    Pareja
    Pruebas de paternidad
    Mudanzas
    Sentencias

    Abogados de divorcio
    Abogados de divorcio en Andalucía
    Abogados de divorcio en Aragón
    Abogados de divorcio en Asturias
    Abogados de divorcio en Cantabria

    Regional

    Búsqueda de expertos:
    Abogado
    Detective
    Gestores
    Mediador
    Notario
    Psicólogo
    Perito
    Terapeutas
    Traductores

    Abogados de divorcio
    Abogados de divorcio en Castilla la Mancha
    Abogados de divorcio en Castilla León
    Abogados de divorcio en Cataluña

    Nacional

    Coste del divorcio

    Tipos de divorcio:
    De mutuo acuerdo
    Contencioso

    Abogados de divorcio
    Abogados de divorcio en Extremadura
    Abogados de divorcio en Galicia
    Abogados de divorcio en La Rioja
    Abogados de divorcio en Murcia
    Abogados de divorcio en Navarra
    Abogados de divorcio en País Vasco

    Internacional

    Abogados
    Ley de divorcio internacional

    Divorce.fr
    Rozwod.pl
    Razwod.ru
    Scheidung.de
    Bosanma.com.tr
    Lihun24.com.cn

    Abogados de divorcio
    Abogados de divorcio en Baleares
    Abogados de divorcio en Canarias

    Divorcio24.es

    Información y consejos
    Preguntas frecuentes
    Primera visita
    Quiénes somos

    Enlaces temáticos
    Enlaces de cooperación

    Publicidad en divorcio24.es

    Darse de alta como experto
    (ideal para abogados en derecho de familia, terapeutas, procuradores, etc.)

    › Enlaces de cooperación
    › Enlaces de socios