• Información y consejos
  • Abogados y expertos
  • Comunidad
    •    Índice   
    Teléfono:
    +49 (0)211 / 994395 - 0
    Home Información y consejos Aspectos psicológicos Cómo sobrellevar el divorcio o la separación

    ¿Cómo sobrellevar el divorcio o la separación?

    A pesar de que el divorcio y la separación sean hoy en día un fenómeno común, esto no quiere decir que los conflictos emocionales producidos durante un proceso de separación o divorcio sean menores. Por un lado, debemos preocuparnos por solucionar problemas prácticos como son la mudanza, el cuidado de los hijos, la reorganización de las finanzas, etc., y por el otro, experimentamos durante esta etapa fuertes reacciones físicas y emocionales que nos generan un nivel alto de estrés.

    Según las condiciones en las cuales se desarrolla el proceso de separación, la forma de vida durante el matrimonio y la personalidad de los cónyuges, pueden ser estas reacciones mayores o menores para alguno o ambos miembros de la pareja. Por ejemplo, dependiendo de si se ha generado dependencia de la pareja, de si se han cultivado amistades propias o de si se ha pensado en la posibilidad de separación, pueden variar los efectos del fin de la vida en pareja. En todo caso, sea cual sea el resultado de la separación o divorcio, no es posible sustraerse a sus efectos psicológicos.

    Al hacerse claro que alguno de los miembros de la pareja quiere separarse o divorciarse, inicia para ambos la llamada crisis de separación, la cual llega a superarse sólo al final de un largo camino. Podemos concebir este camino dividido en cuatro fases fundamentales a través de las cuales podemos salir de este crisis e iniciar un nuevo plan de vida.

    Fase 1. La negación.

    Durante esa fase nos resistimos a aceptar que la separación es definitiva. Nos revuelven pensamientos tales como “No puede ser. Estoy seguro(a) que ella/él me llamará y podremos regresar e intentarlo de nuevo”. Nos sentimos ansiosos y solemos evitar hablar de lo sucedido. Físicamente nos sentimos agotados. Ya que por lo general esperamos en una relación de pareja hallar seguridad, confianza y refugio, es la separación o el divorcio el fin de nuestros sueños de pareja.

    Fase 2. Inestabilidad emocional.

    Al entender que la separación es definitiva, nuestra parte emocional entra en un periodo de gran inestabilidad, durante la cual experimentamos de una manera más o menos intensa, dependiendo de nuestra personalidad:

    Tristeza y desesperación. Dado que con la separación perdemos, por decirlo así, una parte de nuestra vida (la pareja, objetos cotidianos, status marital, amigos, etc.), experimentamos tristeza. Al mismo tiempo la falta de control sobre los acontecimientos nos conducen a sentirnos a la deriva y, por tanto, vulnerables. En este momento se recomienda aceptar esta tristeza para que lleguemos a comprender que somos nosotros mismos quienes decidimos sobre nuestras emociones y no nuestra pareja.

    Soledad. Cuando la separación no ha sido deseada y nos hemos acostumbrado a vivir con nuestra pareja, sobreviene el sentimiento de soledad. No sentimos ganas de arreglar la casa, de prepararnos la comida; extrañamos la presencia del otro en la casa, mientras dormimos, etc, por lo cual no es extraño ver cómo algunas personas buscan afanosamente la vida social para evitar la soledad o incluso pueden decidir mudarse con sus padres, amigos o familiares. Es importante por lo tanto el comprender que la nueva vida en solitario no significa soledad sino una reorganización de la vida en todos sus aspectos.

    Culpa. Tras la separación solemos buscar sus causas y encontrar en nosotros mismos la culpa. Aquí es necesario reconocer que en una relación siempre están comprometidas ambas partes y que la separación significa, entre muchas otras cosas, la disociación de los intereses comunes que justifican la vida de pareja.

    Miedo. La costumbre de estar respaldado por la pareja en muchas tareas cotidianas nos induce a temer a la vida en solitario, si tendemos a ser inseguros. Tal y como sucede con las otras emociones, es necesario hacer frente a estos miedos y empezar a realizar una nueva vida sin pensar en que somos “incapaces” para afrontarla.

    Rabia y odio. El distanciamiento de la pareja hace que nos demos cuenta de lo que hemos dejado de vivir o de los errores del otro. Esto se traduce en rabia contra nosotros mismos y contra la pareja, la cual puede convertirse en odio. Algunos incluso llegan a agredir física o verbalmente a sus ex-parejas o, dado el caso, a sus nuevas parejas. Es necesario entonces darse cuenta que la rabia o el odio hacen parte de las reacciones de la separación e intentar superarlos sin agredir o hacer daño a los demás.

    Fase 3. Nuevos horizontes

    En esta fase se inicia lentamente el desprendimiento emocional de la ex-pareja. Dejamos hablar de ella o de pensar en ella, nos concentramos en nuestro trabajo y en nuestros quehaceres cotidianos. Entendemos que la separación es la única solución e incluso comenzamos a contemplar la posibilidad de conseguir una nueva pareja. Nos ocupamos más y más en nuestro propio futuro, en lo que haremos de ahora en adelante y revaloramos tanto la relación que tuvimos en sus aspectos negativos y positivos, como nuestra propia autoestima. Como en muchos casos las amistades de la pareja son comunes, se recomienda buscar círculos sociales (cursos, talleres, etc.) para conseguir nuevas amistades que ayuden a construir la nueva vida en solitario.

    Es posible que durante esta etapa nuestro deseo sexual se incremente, ya sea porque buscamos reforzar nuestra autoestima, o porque deseamos simplemente la cercanía. En este caso debemos recordar cómo hacer contacto con el sexo opuesto, coquetear, señalizar interés, etc. Claro está que las primeras experiencias sexuales pueden no ser satisfactorias, dado que pueden surgir ansiedades o miedos, como por ejemplo “¿Soy todavía atractiva(o)? ¿Qué pensará de mí si estoy muy gorda? ¿También estará mi ex-pareja buscando contactos sexuales?”.

    Fase 4. Nueva vida.

    Esta fase se caracteriza por el entendimiento de las causas de la separación, por la aceptación de la nueva vida en solitario o con una nueva pareja y por el restablecimiento de la confianza en sí mismo y en otros. Sin embargo, es posible también que para algunos la separación haya sido tan traumática que no deseen nunca más iniciar una relación, pues temen repetir la misma situación con cualquier otra pareja. De igual manera, algunos prefieren ir de la fase 3 directamente a una nueva vida en pareja. Pero con ello se corre el riesgo de repetir los errores del pasado y de elegir el mismo tipo de pareja, pues no se ha reconocido que el vivir en pareja no pretende llenar vacíos o fortalecernos en las debilidades, sino permitirnos una vida en común con independencia y satisfacción mutua.

    Adaptado de © Dr. Doris Wolf, Mannheim www.scheidung.de.

     
    PUBLICIDAD
    ANUNCIOS
    PUBLICITARIOS



    AQUÍ PUEDE APARECER SU EMPRESA .



    AQUÍ PUEDE APARECER SU EMPRESA



    AQUÍ PUEDE APARECER SU EMPRESA

    Cómo contratar un espacio en divorcio24.es
    Información y consejos

    Matrimonio
    Separación de bienes
    Abuelos
    Divorcio internacional
    El divorcio con hijos
    Parejas de hecho
    Parejas homosexuales
    Mediación
    Nueva vida
    Psicología
    Información jurídica
    Pensión de alimentos

    Actualidades

    Servicios


    Descargas
    Inmuebles
    Guarderías
    Seguro de divorcio
    Pareja
    Pruebas de paternidad
    Mudanzas
    Sentencias

    Abogados de divorcio
    Abogados de divorcio en Andalucía
    Abogados de divorcio en Aragón
    Abogados de divorcio en Asturias
    Abogados de divorcio en Cantabria

    Regional

    Búsqueda de expertos:
    Abogado
    Detective
    Gestores
    Mediador
    Notario
    Psicólogo
    Perito
    Terapeutas
    Traductores

    Abogados de divorcio
    Abogados de divorcio en Castilla la Mancha
    Abogados de divorcio en Castilla León
    Abogados de divorcio en Cataluña

    Nacional

    Coste del divorcio

    Tipos de divorcio:
    De mutuo acuerdo
    Contencioso

    Abogados de divorcio
    Abogados de divorcio en Extremadura
    Abogados de divorcio en Galicia
    Abogados de divorcio en La Rioja
    Abogados de divorcio en Murcia
    Abogados de divorcio en Navarra
    Abogados de divorcio en País Vasco

    Internacional

    Abogados
    Ley de divorcio internacional

    Divorce.fr
    Rozwod.pl
    Razwod.ru
    Scheidung.de
    Bosanma.com.tr
    Lihun24.com.cn

    Abogados de divorcio
    Abogados de divorcio en Baleares
    Abogados de divorcio en Canarias

    Divorcio24.es

    Información y consejos
    Preguntas frecuentes
    Primera visita
    Quiénes somos

    Enlaces temáticos
    Enlaces de cooperación

    Publicidad en divorcio24.es

    Darse de alta como experto
    (ideal para abogados en derecho de familia, terapeutas, procuradores, etc.)

    › Enlaces de cooperación
    › Enlaces de socios